EL FÚTBOL QUE VIENE

Villa Mitre (Argentino A); y Liniers y Bella Vista (Argentino B). Sporting ya dijo no.

Villa Mitre está trabajando, por ahora en la ciudad, de cara a su nueva participación en Torneo Argentino A de fútbol. La fecha está fijada ya: el 16 de agosto comenzará la durísima prueba, que contempla enfrentar a 13 rivales en procura de acceder a un lugar en la Primera B Nacional, en la que ya estuvo y a la que el tricolor quiere volver.

Se sabe que la competencia no es un dechado de virtudes a la hora de definir su formato. Pero es lo que hay previsto y el tricolor asume su responsabilidad sin demasiadas quejas y poniendo manos a la obra.

Ya está haciendo la primera parte de su adiestramiento, en la ciudad, a órdenes del cuerpo técnico que encabeza Juan Carlos Zapata. El martes (21) se irá a monte Hermoso para activar allí la segunda parte de su tarea.

En tanto, la entidad acordó con el zaguero Germán Lanaro; está haciendo gestiones con Liniers, por Hernán Rosell y Gastón Arroyo; y espera por la llegada (el lunes 20) del carrilero Sebastián Allende. Hay tratativas, además, por el delantero Daniel Fernández, de tiro Federal; y habrá una nueva reunión con Ezequiel Palacio, como así proseguirán conversaciones con Iván Agudiak.
Todo eso se suma a otras presencias ya acordadas, lo que marca cuál es el objetivo de Villa Mitre de cara a su futuro.

Por el contrario, no va más, ya, en el tema de Sporting y sus marchas y contra marchas respecto del Argentino B. Después de anunciar su deserción de ese nivel, reanudó reuniones, procurando seguir en la competencia,. Pero este viernes (17), esa opción se cayó definitivamente. Y los rojinegros no estarán en el torneo, en el que tanto le costó mantenerse (en los recordados últimos compromisos por la reválida).

Es cierto que para nada le ayudaron las circunstancias: el certamen es altamente deficitario económicamente y, por si eso fuera poco, la CPROSEDE hizo el resto, a la hora de determinar dónde y cómo debía jugar Sporting a lo largo de la competencia. Ahora, la institución puntaltense le dijo definitivamente que no a la participación. ¿Intentará acaso desde enero en el Argentino C; y si así fuera, lo dejarán?.

Desde otro ángulo, pero también el Argentino B, Liniers parece decidido a reforzarse convenientemente. Al menos, así lo da a entender el anticipo de volcar recursos a esa prioridad. Los “chicos” apuntarían, de tal forma, a una mejor campaña; lo cual es de por sí bueno. Porque, si no es así, ¿vale la pena competir?.

No hay indicios, que sepamos al menos, respecto a lo que hará Bella Vista, el otro con lugar en el mismo Argentino B. Pero seguramente no tardarán en conocerse pasos concretos. Sería bueno, eso sí, que intentara también una campaña que aliente expectativas de la seguidora gente albiverde. El fútbol de la ciudad lo merece; el público lo agradecerá, porque es su destinatario directo. ¿O puede suponerse acaso otra cosa?. Eso sí, ojalá se juegue como corresponde: con aficionados en las tribunas. Y no con escenarios desiertos.

Comentarios