GIMNASIA RECIBE A OLIMPO, EN UN DUELO DE REALIDADES OPUESTAS

El aurinegro, en crisis, ¿“intentará” recuperarse?. Incógnita.


El "Lobo", que suma dos triunfos seguidos, recibe, este sábado (20), desde las 19, a los bahienses, que perdieron en sus tres presentaciones, en uno de los partidos a jugarse por la cuarta fecha del certamen “zonificado” de la primera división de AFA.

El encuentro, válido por la zona 1 del insólito certamen, se jugará en el estadio Juan Carmelo Zerillo de la entidad platense, con el arbitraje de Patricio Loustau y televisado por Telefé.

Gimnasia, gracias a los cotejos amistosos jugados durante la semana, continúa recuperando a jugadores suspendidos por los incidentes ante Estudiantes en el clásico disputado en Mar del Plata.

El entrenador Pedro Troglio ya puede contar con Roberto Brum, Maximiliano Coronel y Javier Mendoza, que se sumarán a Antonio Medina y Federico Rasic -quienes cumplieron con Sarmiento en la fecha pasada-, por los cual comienza a aclararse el panorama.

Además, luego de perder en el debut ante Banfield, superó a Patronato de Paraná y Sarmiento con gran desempeño de Walter Bou, hermano del delantero figura de Racing, Gustavo, quien marcó tres goles en esos cotejos.

Olimpo, con Diego Osella como DT, pretendido por Newell's Old Boys para reemplazar al renunciante Lucas Bernardi, cayó ante Aldosivi, Vélez y San Lorenzo.

Los bahiense deben cuidarse con el promedio ya que en la próxima temporada descienden cuatro equipos.

En el historial jugaron 18 veces, con ocho triunfos de Gimnasia, cuatro de Olimpo y seis empates.

PROBABLES FORMACIONES

Gimnasia y Esgrima La Plata: Enrique Bologna; Facundo Oreja, Mauricio Romero, Maximiliano Coronel y Lucas Licht; Roberto Brum y Luciano Perdomo; Facundo Castillón, Lorenzo Faravelli y Javier Mendoza y Walter Bou. Director técnico: Pedro Troglio.

Olimpo: Nereo Champagne; Nicolás Figal, Ezequiel Parnisari, Néstor Moiraghi y Fernando González; Joel Amoroso, Juan Ignacio Sills, Pablo Míguez y David Vega; Jacobo Mansilla; y Walter Acuña. Director técnico: Diego Osella.

Arbitro: Patricio Loustau.
Hora: 19.
Estadio: Juan Carmelo Zerillo (La Plata).
Televisa: Telefé.

Nota del editor
En medio de un sinfín de conjeturas, Olimpo visita a los triperos en un escenario que nunca le fue propicio. Encima, los mens sana van en alza en la misma proporción en que el aurinegro sigue haciendo añicos a la legión de sus seguidores.

No hay caso con el que es lejos el principal referente deportivo de la ciudad de Bahía Blanca en toda su historia.

Y lo peor, dicho con todas las letras, es que eso sucede por la clásica miopía de su dirigencia, empeñada en señalar que el club es “lo ideal” cuando en rigor siempre le faltan cinco para el peso en todo sentido.

A ojos vista, se sabe que hace varias temporadas que el equipo carece de algo fundamental: un jugador que, simplemente, la meta adentro del arco rival, cuantas veces pueda, con las pelotas que le llegan trabajadas y que, en el actual y repetido estado de cosas, es muy loable pero totalmente inútil.

Olimpo “trabaja”, con gran esfuerzo, la llegada la zona de definiciones, pero no tiene quien la emboque, como lo hacía el “Zungui”, último goleador nato en la historia afista del oro y negro.

En cada inicio de nuevo ciclo, el club tiene todo listo (pretemporada la dicen), para cada enero… o en el receso invernal. Que Mar del Plata; que el hotel; que los amistosos… y cosas por el estilo.

Hace, a la vez, contactos para traer ignotos “refuerzos” (si lo fueran), en tanto va desprendiéndose, progresivamente, de las mejores figuras del torneo anterior, cualquiera sea. Y no hace falta repetir la lista de los que se fueron sin que se atinara, cuanto menos, la búsqueda de jugadores que se aproximen a la necesidad de relevar lo que ya no es propio.

Con la complicidad de los DT (Perazzo, de triste evocación; y Osella ahora) no se ha hecho, ni por asomo, lo esencial: buscar “ese” atacante desequilibrante, que resuelva la precariedad ofensiva aurinegra.

Como si eso fuera poco, el actual entrenador (al parecer más afuera que adentro, aunque se lo niegue) insiste con la práctica equivocada. L os “opinólogos” (que se equivocan más que lo que “aciertan”) señalaron a Pizzini y Troyansky, después del partido con San Lorenzo de Almagro, como alternativas para “oxigenar” a un plantel chato. No figuran, pese a eso, en la formación titular que enfrentará a Gimnasia y Esgrima en la tarde de este sábado (20), en la ciudad de los diagonales. 

Sólo por obligación, Osella recurre a David Vega, uno de los pocos “símbolos” que quedan; y como contrapartida “ensaya” una variante cambiando la posición de Parnisari en baja, colocándolo como zaguero central y mandando a Figal a marcar punta por la derecha. ¿Juan Ignacio Sills?: otro ingreso obligado (por la lesión de Blanco), pero esta vez como integrante de la dupla de media cancha.

Con esa mecánica, es casi obvio que, salvo un imprevisto que no está en la agenda preliminar,  Olimpo supere su mal momento. Y ¡ojo!: que el cambio, no como otras veces (ejemplo Perazzo) ¡se produzca ya!, antes que sea demasiado tarde y haya que pensar (2017) en la B Nacional. Todo llega, cuando no se hace lo que las circunstancias aconsejan. ¿O será, finalmente, que quien debe dar el paso al costado, para que algo cambie, es Dagna?. ¡Ah, lo decimos desde “afuera”, porque el departamento de prensa, por detalles organizativos y de espacio, no nos acredita!. 

Comentarios